Protesi acustiche, chi le usa tiene acceso il cervello